Hace poco me encontré con un blog muy divertido, que no sólo me hizo mucha gracia, sino que también me hizo sentir extremadamente agradecida de no estar sola en este mundo.

The “blog” of “unnecessary” quotation marks (El blog de las “comillas” “innecesarias”), que, tal como dice su título, está dedicado a censurar a aquellos que abusan de la lengua inglesa.

Por desgracia, el uso excesivo y el mal uso de las comillas es algo que cualquiera que haya entrado en una tienda reconocerá. Las comillas cada vez se emplean más como una manera de dar énfasis a ciertas partes de un texto, pero este uso no es correcto. De hecho, las comillas pueden utilizarse para denotar ironia o sarcasmo, por lo que emplearlas de esta forma puede hacer que el enunciado parezca poco honrado. Veámos el siguiente ejemplo:

¡Donut “gratis” con el café!

¿Confiarías en este anuncio? Porque a mí me suena a que hay alguna trampa y que en realidad el donut no va a ser gratis. Aunque quizás desconfio demasiado en estas ofertas que parecen demasiado buenas para ser ciertas…

Para la “mayoría” de nosotros, probablemente esto no tiene mucha importancia, pero “y si” alguien emplea estos signos en su CV, con la intención de “destacar” los apartados más importantes? Pues lo más probable será que el “empleador” “no” contrate a esta persona.

Estoy de acuerdo con Lynne Truss (autora de Eats, Shoots and Leaves) y su afirmación de que “Emplear las comillas correctamente es una prueba negativa: le dice al mundo que no eres tonto”. Sin embargo, creo que esto es aplicable a todos los signos de puntuación, so solo a las pobles comillas. Si esto me convierte en una obsesa de la gramática – algo que me han llamado muchas veces – entonces lo seré.

¿Qué “opinas” sobre el “correcto” empleo de las comillas?